Por sus obras...

¿De dónde concibió la Tierra sus trampas y aspectos sombríos? La Tierra sería un lugar encantador si todos los hombres ayudaran a ayudar, no a destruir.

Piensa a fondo en este punto. Juzga a los hombres por lo que piensan de la ayuda. Juzga a las mujeres también, y distingue a los buenos de los malos.

Los buenos pueden ayudar. Los malos no ayudarán, o si lo hacen, sólo “ayudan” para traicionar.

Anterior      Siguiente     
LibreríaContactos Conexiones de Scientology Página Principal
© 2001-2004 Iglesia de Scientology Internacional. Todos los derechos reservados.
Para información sobre marcas registradas - La Filosofía Religiosa Aplicada de Cienciología.